Otro año más ha pasado sin casi darme cuenta y ya estoy de nuevo inmerso en la campaña de comuniones, ese periodo corto pero intenso, donde todos los fotógrafos vamos un poco estresados con tanta acumulación de trabajo. Este año, los pequeños «modelos» escogidos para ilustrar este post han sido Héctor y Lucía. No es por nada en particular, todos los niños son guapos, simpáticos y sus mamás encantadoras. En este caso me he decantado por ellos, porque son dos estilos distintos dentro de la fotografía de comunión.

Héctor es un ejemplo de chico dicharachero, extrovertido y sus fotos tienen un punto transgresor, realizadas en un grafiti como fondo, mientras que Lucía, es una niña más calladita pero con una mirada muy expresiva. Su sesión se realizó en el estudio, pero huyendo de la típica foto de comunión. En este caso, le dimos un toque retro a la fotografía que le hace tener un encanto especial.

Tanto si realizas tu reportaje en estudio o en exterior, en LAGARES FOTOGRAFÍA intentaremos plasmar la naturalidad de tu hija/o y nos esforzaremos en que tengas un trabajo elaborado y de calidad, siempre personalizado a tu gusto y al carácter del niño.

Espero que os guste.

 

 

Héctor. Comuniones en Cornellá.

 

 

 

Lucía. Comuniones en Cornellá

 

 

 

 

Comments

comments